Declaraciones públicas sobre las acusaciones recientes acerca de Ravi Zacharias

30 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Declaración de la Junta de Directores de RZIM en torno a Lori Anne Thompson, Bradley Thompson y Ravi Zacharias
25 de septiembre de 2020

En abril de 2017, Ravi Zacharias recibió una carta del abogado de Bradley y Lori Anne Thompson de Ontario, Canadá, en la que estos presentaban a Zacharias una serie de acusaciones y la amenaza de demandarle. La carta amenazaba con interponer la demanda de forma inminente, o, “si quiere librarse de un juicio público y prolongado, los Thompson firmarán eximiéndole a usted, a su iglesia y a su ministerio de cualquier cargo a cambio de un cheque certificado por valor de 5 millones de dólares a nombre del Bryant Law Center, Lori Anne Thompson y Bradley Thompson, a pagar en treinta días a partir de la fecha de hoy, que deberá enviarse a la dirección mencionada más arriba”.

En respuesta a esta carta de demanda, Ravi informó a la junta de Ravi Zacharias International Ministries (RZIM) y a título personal presentó una demanda por extorsión bajo la Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas (Ley RICO por sus siglas en inglés) en agosto de 2017. A continuación, los Thompson, por medio de sus abogados, solicitaron iniciar un proceso de mediación para resolver la cuestión sin necesidad de ir a juicio. En noviembre de 2017, Ravi accedió a resolver ese litigio y esa cuestión a través de la mediación, proceso que acabó con una resolución acordada por ambas partes.

Además de estos procedimientos legales y las investigaciones que los acompañaron, en 2018 hubo una investigación independiente y rigurosa por iniciativa de la denominación que comisionó a Ravi al ministerio, la Alianza Cristiana y Misionera. Dicha investigación incluía entrevistas con ambas partes y un análisis de todos los documentos y registros disponibles. La denominación concluyó: “[…] las evidencias encontradas no ofrecen razones para una disciplina formal […]”.

Como es bien conocido, Ravi Zacharias falleció el 19 de mayo de 2020. Posteriormente, algunos han solicitado a su familia y/o ministerio que liberen a los Thompson del acuerdo de confidencialidad al que llegaron con Ravi unos dos años y medio antes de su muerte. Puesto que RZIM no fue parte firmante de dicho acuerdo, no tiene poder para modificarlo; y a la familia no le parece correcto modificarlo sin el conocimiento o el consentimiento de Ravi. Sin embargo, antes de morir, en una declaración pública de 800 palabras emitida en diciembre de 2017, Ravi habló de las denuncias en su contra que le acusaban de pedir a Lori Anne Thompson que le enviara fotos inapropiadas, o de enviarle mensajes de naturaleza sexual. En dicha declaración pública, Ravi negó cualquier tipo de conducta sexual o romántica inapropiada. Mantuvo esa declaración hasta el día de su muerte. Su negación corresponde con el hombre que conocimos y junto al que trabajamos durante años.

Adicionalmente, tras la muerte de Ravi en mayo, las acusaciones de la Sra. Thompson contra Ravi han reaparecido en el ámbito público. RZIM y/o la familia Zacharias se vieron en la necesidad de realizar nuevas investigaciones. A la luz de todos estos acontecimientos, la junta de RZIM ha revisado de nuevo esta cuestión y ha llegado a las siguientes conclusiones:

  1. Ravi Zacharias nunca se encontró físicamente a solas con la Sra. Thompson ni le envió fotos de él mismo.
  2. No hay evidencia de que le pidiera fotos de ella — una acusación que Ravi negó enérgicamente en su declaración hecha pública en diciembre de 2017. Es más, no se ha presentado nunca ninguna evidencia de lo contrario.
  3. Ravi abordó su comunicación con la Sra. Thompson en su declaración de diciembre de 2017, y estamos de acuerdo con él en que fue un error haber mantenido una correspondencia continuada de carácter personal con una mujer aparte de su esposa.
  4. Creemos que Ravi tendría que haber comunicado de forma inmediata el hecho de que la Sra. Thompson le había mandado fotos inapropiadas.
  5. Hace tiempo que tenemos normas sobre medidas físicas para proteger tanto a los miembros de nuestro equipo y a nuestros líderes como a las personas con las que interactúan con el objetivo de prevenir interacciones que podrían acabar dañando a cualquiera de las partes. Con ese mismo propósito, en 2018 también introdujimos normas y medidas para la comunicación electrónica. Sentimos no haber aplicado esas medidas a la comunicación electrónica antes.

Respetamos a quienes discrepan en cuanto a este proceso y nuestra posición. Por último, reafirmamos una vez más nuestro compromiso con la misión y el trabajo de RZIM: llegar a quienes dan forma a las ideas de la cultura y presentarles la credibilidad del evangelio de Jesucristo.

 

La Junta de Directores
Ravi Zacharias International Ministries