Nabeel Qureshi (1983-2017)

Por 21 septiembre, 2017Noticias RZ

Nabeel Qureshi: Death Is Not The End

"What the resurrection means is… that if it comes to a point in your life where it seems that even death is inevitable and there is no way to escape it, well, death is not the end. There is more. There is hope no matter what."– Nabeel Qureshi

Posted by RZIM on Monday, September 18, 2017

 

Si vivimos en un mundo en el que solo ocurren sucesos naturales, en la post-Ilustración, sobre todo en el ámbito académico, en Occidente parece que lo normal es creer que solo existe lo natural, que lo sobrenatural no existe.

Pero la resurrección significa que eso no es verdad. Hay algo más allá de este mundo físico, algo que puede devolver la vida a los muertos.

Y si eso es verdad, significa que si llegas a un punto en tu vida en el que parece que no hay esperanza, si llegas a un punto en tu vida en el que la muerte parece inevitable y que no hay nada que hacer, la muerte no es el final. Hay algo más. Hay esperanza ocurra lo que ocurra.

— Nabeel Qureshi

El 16 de septiembre Nabeel Qureshi, autor de Buscando a Alá, encontrando a Jesús, falleció a los 34 años de edad después de un largo año de lucha contra el cáncer. Fue conferenciante del equipo global de RZIM.

Nabeel Qureshi creció en Estados Unidos, hijo de inmigrantes musulmanes que huyeron de Paquistán. Se crió en el seno de una familia cariñosa junto con su hermana; una familia en la que el islam era de suma importancia. A los cinco años Nabeel ya había leído todo el Corán en árabe y su familia le formó en apologética musulmana.

Mientras estudiaba medicina, Nabeel dejó el islam y abrazó la fe cristiana, una decisión que dijo fue “una traición” hacia su familia. Tardaría casi una década en reconstruir esa relación.

Escribiendo su primer libro, Buscando a Alá, encontrando a Jesús, Nabeel describió ese primer año después de su conversión como el tiempo más doloroso de su vida, pero también fue el momento más crucial.

“Me transformó, me moldeó, me cambió a un discípulo de Jesús”, escribió. “El sufrimiento fue lo que me transformó en un verdadero seguidor de Jesús. … Mi vida ahora, incluyendo mi andar con Dios y mi relación con mi mujer, son verdaderamente felices, mucho más maravilloso de lo que me pudiera haber imaginado como musulmán. Todo sufrimiento vale la pena cuando se trata de seguir a Jesús. Así de increíble es”.

El compromiso de Nabeel con Jesucristo cambió su dirección académica en los años siguientes. Mientras completaba su estudios en medicina, estudió apologética cristiana en la Universidad de Biola y se graduó con un Máster en 2008. En 2012, completó otro máster en religión en la Universidad de Duke y empezó un programa de máster y doctorado en filosofía en estudios del Nuevo Testamento por la Universidad de Oxford. 

Nabeel empezó a trabajar para RZIM en 2013 como conferenciante, hablando a miles de personas por todo el mundo, ganándose una reputación notable como orador y participante en debates.

Pero fueron sus tres libros los que tuvieron un impacto incluso mayor, tocando vidas en el mundo islámico. Buscando a Alá, encontrando a Jesús fue un bestseller del New York Times que ha vendido más de 250.000 ejemplares.

El mismo día en el que se lanzó su último libro, No God But One: Allah or Jesus? (No hay Dios sino uno: ¿Alá o Jesús?), Nabeel anunció que le habían diagnosticado con un cáncer de estómago agresivo y que el pronóstico era desalentador. A pesar de las incertidumbres del tratamiento, la certeza de su fe permaneció sólida: “No he dudado esto ni una sola vez: Jesús es Señor”, dijo a sus seguidores en Facebook.

A lo largo de su tratamiento, Nabeel grabó vídeos en su canal que ofrecían sus pensamientos no solo sobre su enfermedad sino sobre su fe. En el último Vlog, Nabeel esperaba que cuando la gente considerara su carrera, vieran un legado de amor, paz, verdad y cuidado a los demás.

Sus últimas palabras en el vídeo fueron: “Nuestro Dios es un Dios de amor y eso es lo que debe mantenernos motivados, lo que debe ser primordial en nuestros pensamientos, estés hablando con un hindú, un judío, un musulmán, un cristiano — sea quien sea a quien estés hablando, que sea por amor”.

Hablando de Nabeel, Ravi Zacharias dijo: “Es increíble cómo una vida tan breve ha tenido un impacto tan grande. Eso es algo poco común, y es en sí mismo un homenaje a un hombre excepcional”.

A Nabeel le sobreviven su mujer, Michelle, y su hija de dos años, Ayah.

Estamos agradecidos por las innumerables muestras de cariño y de apoyo que la familia de Nabeel ha recibido durante este último año. Hoy (jueves 21 de septiembre) se celebrará el funeral y se podrá seguir en directo a las 17:00 (hora española) en www.rzim.org y www.houstonefirst.org/media y www.facebook.com/HoustonsFirst.